‘Una mujer frente al mar’, sobre el amor de una madre hacía su hijo

Una mujer recibe malas noticias sobre el estado de salud su hijo y deberá afrontar uno de los momentos más duros que una madre puede vivir. Una mujer frente al mar, de Rubén Sánchez, es una oda al amor de una madre y su hijo. No obstante, aunque la historia está cargada de emotividad, estamos ante un drama genérico que bien podría colocarse entre la primera y segunda sesión de las películas de tarde de Antena 3.


Una mujer frente al mar puede verse en Filmin, al igual que Jocs de Nens, el anterior cortometraje de Rubén Sánchez. Y, viendo su película anterior, se observa una clara mejoría en el trabajo de Sánchez, pero aún le queda un gran camino por recorrer. Aunque hay ciertos destellos de autoría en el film, en general, todo resulta bastante genérico. El formato 4:3, la cámara al hombro, los planos en el que personaje mira a la nada, todo eso está ahí, pero no dice nada. Quizás el ejemplo más claro de la falta de personalidad del film, son los títulos de crédito, fuente genérica, en grande y no trasmite nada.

Quizás los mayores problemas de Una mujer frente al mar residen en su guion. Un guion flojo que abusa de la verbalización para hacer avanzar la historia y con el que parecen verse lastradas las interpretaciones de los actores protagonistas. Y aunque la imagen final parece dejar un buen sabor de boca, no consigue salvar el resto del film.

No obstante, Rubén Sánchez capta nuestro interés ya que de Joc de Nens a Una mujer frente al mar se puede ver que ha avanzado en su trabajo como director. Si sigue en este camino, puede que en un futuro consiga sorprendernos con un nuevo trabajo.

Valoración